Cómo funciona la quiropraxia

La quiropraxia es una terapia no invasiva que permite eliminar los dolores y los trastornos, eliminando la causa de las afecciones. Es una terapia manual que engloba diferentes técnicas manuales que hace énfasis en esos trastornos mecánicos que mejora todo lo que tenga que ver con los músculos, nervios y el esqueleto.

Esta terapia manual forma parte de las disciplinas terapéuticas que buscan la capacidad regeneradora del cuerpo humano. La quiropraxia se fundamenta en la relación que se establece entre la estructura y la función del sistema nervioso, buscando la recuperación y el bienestar.

Este método curativo busca eliminar la presión sobre el nervio y las tensiones que puedan existir en los tejidos adyacentes, buscando restablecer el flujo normal de la energía. La quiropraxia trabaja el nervio ciático, dolor de espalda, dolores de las piernas, de los brazos, entre otros, o donde haya existido algún pinzamiento nervioso, bien sea mediante presiones o por algún movimiento.

La quiropraxia es una terapia manual que trabaja por mejorar el eje central del cuerpo como lo es la columna vertebral. Los esfuerzos musculares, las malas posturas, los golpes, algún movimiento brusco o rápido pueden ocasionar problemas físicos o la disminución de la movilidad.

Este método sanador no sólo busca aliviar los síntomas, sino que re establece el equilibrio y la funcionalidad de las estructuras y los órganos del cuerpo, mejorando la afección desde la causa. La quiropraxia no es para un dolor o para un síntoma, sino para que una persona en su vida diaria logre vivir con el máximo de su potencial.

En este aspecto lo que hay es que ubicar a un quiropráctico que ayude a que el cuerpo funcione mejor desde el punto de vista neurológico y estructural, logrando mejorar de forma definitiva cualquier problema.

Si buscas un profesional del área o un quiropráctico con experiencia, puedes hacerlo a través de los Centros de Salud de Parasanitaria que están ubicados en las principales ciudades de Galicia, como Vigo, Pontevedra, Coruña y Santiago de Compostela.

Esther R.

Comments