Hidroterapia: que es y sus beneficios

La hidroterapia es un proceso terapéutico que recurre a las técnicas de rehabilitación y fisioterapia, ya sea de forma térmica, mecánica o química. Sus beneficios se basan en estimular el sistema inmune, mejorar la circulación vascular periférica, alivia los dolores musculares, la tendinitis, lumbalgias, las contracturas, facilita la respiración y reduce el estrés, la ansiedad y permite la recuperación en trastornos depresivos generales. Se realiza en espacios como piscinas termales, balnearios, saunas o duchas especiales

El agua tiene el poder sanador de los problemas físicos y además de ser correctiva es también una terapia preventiva. Incrementa la fuerza y desarrolla la resistencia, mejora el equilibrio y la firmeza. Este tipo de terapia la puede realizar cualquier persona, así como la usan los deportistas para realizar ejercicios diferentes y de forma preventiva para evitar lesiones.

La hidroterapia mecánica por empuje ayuda a ejercitar los músculos de los pacientes con movilidad reducida. Por presión o comprensión se usa para la relajación muscular, en algunos casos para el tratamiento de varices. Para fortalecer los músculos se utiliza la hidroterapia mecánica de resistencia hidrodinámica.

Por su parte, la hidroterapia térmica mejora la circulación sanguínea, alivia los dolores leves, relaja el tono muscular, sirve como efecto sedante y analgésico, aumenta el ritmo cardíaco, es antinflamatorio, y también funciona como tonificante muscular. La hidroterapia térmica usa agua caliente, templada y fría en cada uno de sus tipos y aplicaciones.

La hidroterapia química aporta beneficios en la estimulación de funciones orgánicas, tiene efectos diuréticos y laxantes, además es utilizada para tratar casos de anemia, enfermedades de la piel, inflamaciones alérgicas, afecciones articulares, problemas respiratorios. En este tipo de hidroterapia se usa agua sulfatada, agua clorurada, agua ferruginosa y agua sulfurosa.

Las temperaturas son la principal característica de esta terapia terapéutica, y además de sus principios las mismas se hacen en baños, duchas, chorros, compresas o lavados. En estos casos también se maneja la presión del agua. Adicionalmente, se usan hierbas naturales con algunas propiedades terapéuticas en la modalidad de compresas.

Esther R.

 

Comments