¿Qué es el masaje Chi Nei Tsang?

El Chi Nei Tsang es una técnica tradicional china que combina los masajes terapéuticos con el tratamiento energético, definiendo el abdomen como el centro del organismo, donde se liberan las tensiones acumuladas y se mejora el cuerpo, mente y emociones. Se le conoce como el viaje al centro del cuerpo.

El Chi Nei Tsang se basa en la filosofía taoísta que entiende que cada órgano refleja o acumula algunos sentimientos, y que cuidarlos permite sentirse bien en cuerpo y mente.

Este tipo de masaje permite a reducir los trastornos de tipo digestivo como hinchazón abdominal, estreñimiento, mala digestión, aerofagia, etc. El Chi Nei Tsang además estimula el sistema circulatorio, ayuda a desintoxicar el organismo, la celulitis o las retenciones de líquido. Puede ayudar a fortalecer el sistema inmune.

En términos más específicos, la terapia Chi Nei Tsang refiere a la energía “Chi” y a los órganos internos “Nei Tsang” en búsqueda de que la zona abdominal este bien, contribuyendo que los sistemas funcionen correctamente, ya que todo se acumula en esa zona, especialmente las emociones, buenas y malas que podamos sentir. Aquí se trabaja la zona abdominal como el centro del cuerpo humano, donde se cruzan, se sienten y se acumulan las energías.

Este tipo de terapias ayuda a liberar esas tensiones acumuladas en la zona abdominal, pero a su vez, también trabaja los músculos situados en la cavidad abdominal, fortaleciendo la parte baja de la columna vertebral, mejorando la posición de los órganos en el cuerpo y corregir la postura.

Este tipo de masaje ayuda con mejorar la condición emocional, ya que se libera el cuerpo de tensiones y de energías negativas, lo que permite al cuerpo y mente liberarse de esos desordenes emocionales. El Chi Nei Tsang es ideal para las personas que tienen problemas de estrés o de ansiedad.

Se recomienda el Chi Nei Tsang para las mujeres que hayan dado a luz, ya que ayuda a la musculatura abdominal recuperar la posición después del embarazo. En este caso se debe esperar seis semanas después de dar a luz y bajo la recomendación del médico tratante.

Esther R.

 

 

Comments