Aero yoga: que es y sus beneficios

Uno de los estilos de yoga que tiene más beneficios es el Aero yoga. Es una modalidad del yoga que se ha puesto muy de moda en los últimos años, que se basa en realizar diferentes rutinas y ejercicios del yoga, pero suspendidos en el aire con la ayuda de un arnés.

Cada uno de los ejercicios está adaptado para que se hagan en el aire, teniendo una perspectiva diferente de cada ejercicio. El Aero yoga nos permite sentir mucha más libertad y control de nuestro cuerpo en cada rutina. Esta variante del yoga no requiere que seas un experto, normalmente siempre existen las sesiones para principiantes y expertos.

Los beneficios del Aero yoga se centran en redefinir el cuerpo, ayuda a quemar grasa, mejora el tono muscular, es un excelente ejercicio para definir y mantener los abdominales, ya que necesitamos contraer el abdomen para mantener el equilibrio y estabilizar la posición. El Aero yoga mejora la circulación, rejuvenece y mejora el aspecto de la piel. A través de esta práctica podemos mejorar el drenaje del sistema linfático y circulatorio.

Sin duda, el Aero yoga es una actividad que tiene múltiples beneficios, y es mucho más sencilla y controlada que el yoga tradicional, ideal para las personas que tuvieron dificultados a la hora de realizar yoga. Los movimientos se simplifican al estar suspendidos en el aire, permitiendo que sea más fácil realizar los movimientos.

El Aero yoga nos ayuda a conocernos mejor y aprender a manejar nuestras limitaciones para ir mejorando poco a poco cada movimiento. Es una excelente practica para fortalecer los músculos y las articulaciones, por ello se utiliza como una técnica de rehabilitación, que permite estiramientos, mejorar posiciones y posturas.

Además, el Aero yoga aumenta la actividad de nuestro cerebro, debemos estar alerta y atentos a cada movimiento para que todo trabaje correctamente.

Es vital acudir a clases con profesionales del área, para que sea nuestro guía y que cada sesión se adapte a nuestras necesidades y condición física.

Esther R.

 

Comments