Las mujeres y la marginación económica

Durante los últimos 50 años, las mujeres han logrado grandes progresos dentro de la sociedad. Los datos demuestran esos avances de las mujeres en los diferentes frentes como la educación, empleo, salud reproductiva y la toma de decisiones. Sin embargo, en medio del todo el progreso, las brechas que aún subsisten se resisten a cerrarse en diferentes partes del mundo.

La tendencia es que las mujeres suelen vivir más que los hombres, pero en algunas zonas, como el África subsahariana, la probabilidad de que mueran al dar a luz resulta tan elevada como lo era para las mujeres del norte de Europa en el siglo XIX, antes de la introducción de los antibióticos.

En el caso de los cambios estadísticos de reproducción tardaron en algunos países más que otros; por ejemplo, la India tardó 44 años, e Irán solo 10, en pasar de seis a tres nacimientos por mujer. En EE.UU., en cambio, la misma transición requirió 123 años.

Sin embargo, hoy en día, dos tercios de los países han alcanzado la paridad de género en la participación en educación primaria, y en más de un tercio hay más niñas que niños en la escuela. Hoy en día las mujeres cuentas con la mayoría de los títulos universitarios; y en las últimas tres décadas se han incorporado al mercado laboral más de 500 millones de mujeres, lo que refleja que actualmente la población femenina cuenta con 4 de cada 10 trabajos en el mundo.

Pero las mujeres aún son minoría en los puestos de poder, en la política o en algunas empresas, ya que su talento, educación y capacidades se continúa valorizando de forma diferente que la de los hombres.

La lucha por la igual de género, muchas veces supone abordar un problema de derechos humanos, pero la realidad es que la estrategia por si misma contribuye al desarrollo. Cerrar por completo la brecha bienestar entre ambos sexos requiere actual en el momento y de forma específica e intencional. Lo que se debe hacer es permitir que las mujeres tengan las mismas oportunidades económicas que los hombres, seguir mejorando los sistemas, y aumentar la representación femenina en los puestos de poder.

Esther R.

 

Comments