Todo lo que debes saber antes de ir a una clase de yoga

Hay cosas que debes saber antes de asistir a una clase de yoga, como el hecho de que una sesión de yoga puede durar entre una hora a una hora y media, tiempo donde se aplican diferentes posturas que tiene como propósito actuar sobre el cuerpo y la mente. Debes saber que tienes que dedicar el tiempo suficiente para aplicar todas las técnicas y etapas de la disciplina en cada sesión. Los ejercicios deben ser suaves y lentos. No puedes pensar hacer yoga de forma rápida, apurada o dedicarle algunos minutos nada más. Esta disciplina tiene diferentes etapas y cada una complementa a la otra; por lo que deben realizarse cada una y de forma completa para una terapia realmente efectiva e integral.

El grado de dificultad de los ejercicios va corresponder al nivel de cada alumno, por eso, si eres principiante no debes preocuparte.

Al finalizar los ejercicios se dedican entre 10 a 15 minutos para la relación y meditación con la idea de devolver la calma al cuerpo y mente.

Una de las ventajas de esta disciplina es que después de practicarse en centros especializados y conocer o aprender la técnica y asanas de forma correcta, se puede continuar la práctica personal en cualquier espacio o desde tu hogar.

El yoga tiene varios tipos y su práctica dependerá de la personalidad de la persona y sus objetivos físicos y personales, de acuerdo a sus necesidades, o dependerá de cuales zonas del cuerpo desea fortalecer, ganar flexibilidad o musculatura.

Entre los distintos tipos de yoga podemos mencionar: Bikram, Hatha, Kundalini, Bhakti, Ashtanga, Iyengar, Japa, Karma, Tantra, Laya, Kriya, Raja, Sahaja, Anusara y Kripalu. Lo que debes es buscar el que más se adapte a ti.

Entre los principales recursos que vas utilizar en cada sesión yoga es la respiración; de esta forma atraes más oxígeno y sangre al cerebro y controlas la energía vital que conduce el control de la mente.

El yoga te brindará mejor flexibilidad, fortaleza, resistencia, postura erguida y sin esfuerzo, energía, una mejor circulación sanguínea, un estado de bienestar consistente, mejor concentración, estabilidad emocional, paz, auto reconocimiento, mejor autoestima, integración, descanso, libertad, sabiduría y calma.

Esther R.

Comments